¿Quiénes Somos?

Somos una Organización política y popular del Valle del Aconcagua, que lucha por la soberanía de los pueblos, el agua, la tierra y la libertad. Apostamos a despatriacalizar (nos) nuestras prácticas políticas-cotidianas, mediante procesos autogestivos, autónomos y horizontales, en la construcción de comunidad organizada.

Anuncios
Entrada destacada

Valle del Aconcagua: ¿Región 17 o territorio de muerte?

Hablar sobre los conflictos socio-ambientales en el Valle de Aconcagua, es hablar de una realidad que se palpa en toda América latina, puesto que el extractivismo, como la forma de extraer y depredar los recursos naturales (no renovables e limitados) hacia la exportación, es la lógica económica y política que todos los Estados-nación del continente fomentan y fomentarán, porque es la forma de alimentar el saqueo capitalista, patriarcal y colonial iniciado hace 524 años atrás.

Los conflictos socio-ambientales, son conflictos de carácter político y económico que han repercutido en la relación misma de la humanidad con la naturaleza, fomentado un sistema cultural e ideológico que pone al hombre dominante como superior a la mujer, a los animales y al resto de la vida.

Conflictos del Valle de Aconcagua:

El agua es un eje transversal a todos los conflictos, puesto que la minería y la agroin-dustria, como principales ejes conflictivos en el Valle de Aconcagua, necesitan de una gran cantidad de agua para el desarrollo de sus rubros.  Agua que por lo demás puede ser robada, arrendada y/o vendida sin ningún impedimento, ya que el mercado de las aguas de $hile se ampara por todo un aparataje legal e institucional del Estado, por solo mencionar algunos aspectos: el código de aguas, tratado binacional minero, código minero, tratados de libre comercio, entre otros.

Nuestro territorio históricamente ha sido saqueado de la mano económica de quienes detentan el poder, no olvidemos que nuestro Valle era dominado por una estructura hacendal, y que actualmente en pleno 2018 se expresa con un latifundio que sigue persistiendo, esta vez con miras hacia el mercado internacional.

El latifundio actual en nuestros territorios tiene la facultad de imponerse por sobre el resto de campesinos y pequeños agricultores, a través de las Juntas de Vigilancia, ya que, a mayor cantidad de acciones de agua, mayor será la jerarquía que ocuparán dentro de esta organización, por en-de, tendrán mayor poder en la toma de decisiones en lo que respecte a la distribución y administración del agua. Sumado a lo anterior, son los que manejan el rubro agroexportador (inclúyase los packing y fundos de fruta) que han deforestado cerros, precarizado a los sectores rurales y haciéndoles depender del trabajo de temporada, y todo lo que ello implica. Ejemplo de aquello Llay-Llay, sumamente deforestado y precarizado laboralmente.

A pesar de tener 3 decretos de escasez hídrica, en Los Andes, San Felipe y Llay-Llay, la agroindustria y la minería sigue expandiendo sus negocios, y la lógica no es hacia el crecimiento del “país” si esa fuera la justificación, porque sabemos que eso nunca ha sido así, es hacia el crecimiento, progreso y desarrollo de la corrupción económica del Extractivismo, donde la oferta y la de-manda la pone el mercado internacional.

En nuestro Valle de Aconcagua por dar algunos otros ejemplos críticos, tenemos: Putaendo, donde a pesar de la intensa megasequía que le afecta, no ha sido declarado zona de escasez hídrica, incluso con la grave situación que a muchos vecinos se  les tenga que llevar agua en camiones aljibe a comunidades como en Las Coimas y Casablanca. Contradictoriamente se le da luz verde a la inversión de los 5 proyectos mineros de megaminería (gran minería), dos de estos proyectos ya instalados: Andes Cooper y Teck. La cordillera de Putaendo es un lugar estratégico para el saqueo capitalista, porque es parte de la ruta cordillerana que conecta la ruta minera emplazada desde el norte. Entonces, si no hay decreto de escasez hídrica no hay restricción a la megaminería. De todo lo anterior, es preocupante escuchar discursos sobre una propuesta de Región 17, región del Valle del Aconcagua.

Se escucha en redes sociales, en propuestas de “políticos” y otras organizaciones que ex-claman “yo amo la región de Aconcagua”, esto en respuesta a la centralización de la política y por ende a la falta de “distribución de recursos”. La regionalización se plantea como una forma de descentralización política y de una administración localista en aspectos de recursos fiscales. Pero más allá de la retórica, el Extractivismo aumentaría, porque para que esta nueva región se creara, tendría que tener un ingreso mayor de lo que hoy se da por efecto de la agroexportación y la minería. Cabe señalar que el sistema político-administrativo que existe en $hile no está diseñado para que la toma de decisiones sean locales, por más regiones nuevas que se diseñen. La descentralización de la política pasará por una democracia que se construya de abajo hacia arriba, desde la toma de decisiones de las propias comunidades y de nuestros propios cuerpos como territorios de lucha, contraria a la democracia que nos ofrecen, que hace consultas ciudadanas, pero que en la práctica no son vinculantes.

Estamos viviendo el desarrollo de zonas de sacrificio, es decir, territorios sin vida, sin agua, en un planeta con una profunda crisis ecológica y social, que se agravará incluso con la construcción de infraestructuras¹ (¹ Infraestructuras que derivan de una serie de proyectos para América Latina de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA-COSIPLAN) que aceleran el saqueo de los territorios). En el Valle de Aconcagua estas infraestructuras se presentan en dos grandes proyectos, la carretera CH-60 y el corredor bioceánico Aconcagua. La carretera ha impactado en la floración de napas subterráneas en la orilla del río Aconcagua; destruido los Petroglifos de Putaendo; extraído ilegalmente áridos y canteras como por ejemplo en la serranía de Los Cipreses en el cerro Tabaco, junto con la expropiación de terrenos. Mientras que el corredor Bioceánico Aconcagua se mantiene solo como un proyecto en tramitación, cumpliría la función de conectar Chile con los mercados del sector oriental del Asia y del Pacífico, acelerando drásticamente el flujo y transportes de los recursos que se explotan en nuestros territorios.

Una región de Aconcagua, aceleraría el daño del ecosistema que compone al Valle de Aconcagua, y solo daría la ilusión de avances, ¿avances para quienes, para las comunidades?. Para cerrar este artículo, queremos enfatizar en la necesidad de cuestionar estas dinámicas de progreso y desarrollo: ¿progreso y desarrollo para quiénes?. La calidad de vida o el buen vivir no son sinónimos de capacidad de consumo y endeudamiento. Debemos buscar ahora otras formas de vida, que sin duda son posibles.

Colectivo Aldea Sin Sargento

Fanzine: Tierra, Agua y Libertad-Invierno 2018.-

Llay-Llay sin duda, hoy es la comuna más golpeada por el reordenamiento territorial extractivista en el Valle del Aconcagua. Mientras la violencia contra este territorio se expresa con la extensa deforestación de cerros para beneficio de la agroexportación de paltas, cítricos y uvas de mesa, el saqueo del agua a destajo y con muchos otros proyectos contaminantes como termoeléctricas, plantas de procesamiento de cal, fábrica de cristalerías Chile, y del peligro que corremos todo el Valle de Aconcagua con la creación del Embalse Cerrillos en Catemu.

La violencia social sigue aumentando, con altos niveles de violencia intrafamiliar (incluidos feminicidios), robo a mano armada, alto consumo de pasta base, junto a la precarización laboral que afecta principalmente a mujeres y migrantes insertos en los trabajos de la agroexportación, etc. Comprendemos que el reordenamiento territorial extractivista impacta en los modos de vida de las personas y su relación con la naturaleza, mientras más se transforme un territorio hacia la constitución de una zona de sacrificio la violencia social aumentará. Por zona de sacrificio entenderemos como un territorio pensado políticamente para la instalación de proyectos contaminantes y destructores de la naturaleza, que impactan directamente en la vida de las personas, provocando vulneración y empobrecimiento a los humanos (no se invierte en políticas sociales, como acceso a hospitales por ejemplo) como también en los ciclos de la naturaleza.

Colectivo Aldea  Sin Sargento

 

“(…) en todas estas escenas de la vida animal que se desarrollaba ante mis ojos, veía yo la ayuda y el apoyo mutuo llevado a tales proporciones que involuntariamente me hizo pensar, en la enorme importancia que debe tener en la economía de la naturaleza, para el mantenimiento de la existencia de cada especie, su conservación y su desarrollo futuro”.

P. Kropotkin, El Apoyo Mutuo

A continuación les dejamos el link para descargar el Fanzine: Tierra agua y Libertad.

fanzin agua y tierra

3ra Escuela por la Defensa del Agua y La Tierra

Llay Llay sin duda, hoy es la comuna más golpeada por el reordenamiento territorial extractivista en el Valle del Aconcagua. Mientras la violencia contra este territorio se expresa con la extensa deforestación de cerros para beneficio de la agroexportación de paltas, cítricos y uvas de mesa, el saqueo del agua a destajo y con muchos otros proyectos contaminantes como termoeléctricas, plantas de procesamiento de cal, fábrica de cristalerías Chile, y del peligro que corremos todo el Valle de Aconcagua con la creación del Embalse Cerrillos en Catemu. La violencia social sigue aumentando, con altos niveles de violencia intrafamiliar (incluidos feminicidios), robo a mano armada, alto consumo de pasta base, junto a la precarización laboral que afecta principalmente a mujeres y migrantes insertos en los trabajos de la agroexportación, etc. Comprendemos que el reordenamiento territorial extractivista impacta en los modos de vida de las personas y su relación con la naturaleza, mientras más se transforme un territorio hacia la constitución de una zona de sacrificio la violencia social aumentará. Por zona de sacrificio entenderemos como un territorio pensado políticamente para la instalación de proyectos contaminantes y destructores de la naturaleza, que impactan directamente en la vida de las personas, provocando vulneración y empobrecimiento a los humanos (no se invierte en políticas sociales, como acceso a hospitales por ejemplo) como también en los ciclos de la naturaleza.

La escuela por la defensa del agua, en esta tercera versión, busca entregar herramientas para la lucha del territorio, como así mismo dotar de un diagnóstico común de la situación que vivimos en Llay Llay, perspectivando una instancia de unidad y solidaridad activa entre quiénes habitamos este territorio.
En relación a lxs expositores: Tenemos problemáticas en común con la crisis hídrica y ecológica que se vive en Petorca, similar a lo que sucede en Llay Llay producto de la agroexportación de paltas. Villa Alemana Sin Termoeléctricas, nos podrá orientar en la lucha contra la instalación de termoeléctricas y sus impactos en los territorios; OLCA siempre nos da un paneo general de la situación que se vive en Chile frente a los conflictos socio-ambientales, por último informarnos sobre la construcción del Embalse Cerrillos en Catemu, diseñado para abastecer de agua principalmente a la tercera sección del río Aconcagua, es decir Quillota, Limache, donde están las más grandes plantaciones de palta de exportación de la región.

¿Qué hacemos contra la deforestación de todos los cerros de Llay Llay?, Cerros que además tienen todo un ecosistema vivo, con flora y fauna autóctona y endémica, muchas especies de las cuales se encuentran en peligro de extinción.
– ¿Cómo podemos unirnos en la lucha por la defensa del agua y la tierra?, es decir ¿la defensa de la vida?
Les esperamos para compartir e intercambiar conocimientos y saberes para la resistencia de la tierra y el agua.

sábado 30 de junio 2018
Lugar: Centro Cultural Trenes del Viento (ex Estación de Trenes, Calle Manuel Rodríguez Llay Llay.
Horario: 10:00 a 17:00 hrs
Presentación del Documental Secos
Expositores y Temáticas:
• Modatima: Lucha por el agua en Petorca, sequía y robo del agua.
• OLCA (Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales): Problemáticas del Agua en Chile.
• No al Embalse Catemu: Cristian Arrué Presidente de la mesa de coordinación agrícola de Catemu
• Villa Alemana Sin Termoeléctricas (José Rojo, María Elena Rubilar y Diego Muñoz)
• Colectivo Aldea Sin Sargento: Producción de paltas y deforestación de cerros.
.Trenes del Viento: Cortometraje, Las Vacas Sagradas. (Realizado por niñxs).

Organiza: Colectivo Aldea Sin Sargento, Valle del Aconcagua
Apoya: Centro Cultural Trenes del Viento
Actividad Autogestionada, libre de humo, alcohol.

 

 

Conversemos de: La alimentación capitalista que hay que superar-Texto extraído de MINGAKO Por La Tierra y la libertad, Nº 01 primavera 2015.

“La alimentación es vida, y la vida no debe separarse de la naturaleza”
Masanobu Fukuoka.

 

La mayor parte de personas que hemos nacido en tierras gobernadas por el capital fuimos educadas en hábitos no armónicos con nuestro medio y bastante perjudiciales para nuestra salud física y mental. La forma de comer es un claro ejemplo. Rodeados de publicidad que muestra la alimentación como una forma de satisfacción inmediata, un momento de goce, consumo y recreación, comer ya poco tiene que ver con nutrirse. Alejados de la reproducción de la vida, de algo básico para nuestra existencia como es el alimento, criados como urbanitas sin capacidad de comprender la naturaleza y sus ciclos, es fácil para la industria vendernos un grupo reducido de alimentos adulterados y de pésima calidad rebozados en aceite, sal o azúcar.
Nuestro diagnóstico es claro: la alimentación capitalista nos está enfermando. Hoy nuestra comida está en manos de poderosas multinacionales (Nestlé, Monsanto, Bayer, British Foods, Unilever, Danone, General Mills, Kellogg´s, entre otras) que con la tolerancia de los Estados imponen menús estandarizados y repletan los supermercados de sus alimentos procesados (que hoy suelen contener soya y maíz transgénicos, refinados, intensificadores del sabor, aceites hidrogenados y colorantes entre otras perlas) carne, lácteos y pescado (de animales confinados, mal alimentados y medicalizados sobre todo con antibióticos y hormonas) y vegetales (cultivados con agrotóxicos: abonos químicos, pesticidas y herbicidas).
Trabajamos para comprarles comida llena de químicos y medicamentos y que además es sometida a complejos e invasivos procesos para su transformación, conservación y envasado que acaban convirtiendo alimentos nutritivos en bombas de tóxicos que van poco a poco envenenando nuestro cuerpo. Hasta en los colados de los más pequeños de la casa se encuentran sustancias nocivas y estudios recientes han hallado restos de pesticidas en la leche materna. Diversas voces se hacen escuchar cada vez con más fuerza acusando a este modelo productivo de incrementar la obesidad, el cáncer, diabetes, enfermedades autoinmunes, intolerancias alimentarias, desequilibrios hormonales, depresión, fibromialgia, enfermedades neurodegenerativas, etc.
La lógica que parece guiar el hacer de estas malvadas empresas es la de la máxima producción y ganancia, y desde la llamada revolución verde (otra revolución burguesa), que comienza Estados Unidos tras la segunda guerra mundial, y su tecnificación de la agricultura con la siembra de variedades intervenidas en grandes extensiones de monocultivo apoyados por moderna maquinaria agrícola, agroquímicos y los científicos de la biotecnología y acompañado del desarrollo exponencial de la industria alimentaria química, esto de alimentar al mundo se ha convertido en un rentable negocio. Logrando anular a los campesinos y las campesinas y su diversa agricultura local, desalojando comunidades indígenas, enfermando e incluso llevando a la muerte a las trabajadoras y trabajadores (y a sus hijos) del campo y personas que viven cerca de estos monocultivos venenosos, arrasando con selva y bosques y su flora y fauna, acabando con la biodiversidad de especies y semillas, agotando y contaminando agua, especulando con el precio de los alimentos, tirando a la basura excedentes de una producción delirante de comida basura, y una infinita lista de etc.. Algo queda claro: Este modelo de producción es criminal!!
Nuestra urgente tarea: abandonar la alimentación capitalista, dejar de ser consumidores pasivos y tomar las riendas de nuestra vida y alimentarnos conociendo lo que comemos. Rompamos con las rutinas nefastas para nuestra salud que repetíamos  por una especie de inercia basada en la ignorancia y en la creencia cómoda y sumisa de que otros, los “especialistas”, saben lo que es mejor para ti. Olvidemos los sabores artificiales y conozcamos la diversidad Rompamos con las rutinas nefastas para nuestra salud que repetíamos por una  especie de inercia basada en la ignorancia  en la creencia cómoda y sumisa de que otros, los “especialistas”, saben lo que es mejor para ti. Olvidemos los sabores artificiales y conozcamos la diversidad infinita de sabores de los alimentos frescos y crudos. infinita de sabores de los alimentos frescos y crudos.
No se trata de asustarse y comprar comida orgánica en el supermercado y seguir fomentando un modelo productivo que genera sufrimiento y enfermedad, por mucho que se etiquete de “natural”, sino de enfrentar una realidad y buscar nuestras propias alternativas. Aunque seas un vegetariano riguroso, tu hamburguesa de soya es transgénica y el tomate es probable que también, además están llenos de químicos y en su elaboración se explotó a personas, animales y tierras. Es inviable dentro de los límites de este tipo de sociedad alcanzar una alimentación saludable y natural. De hecho el debate debería comenzar en que entendemos hoy por natural y que tipo de vida es la que queremos vivir. ¿Te lo has preguntado?
Mientras lo discutimos podemos ir avanzando, abandonando o evitando ciertas rutinas y autoformándonos, compartiendo experiencias, debatiendo, investigando,  practicando nuevas y viejas formas. Puede sonar complicado, es difícil cambiar rutinas de golpe, pero si podemos ir caminando, cada uno a su paso, modificando pequeñas cosas y quizás luego más. Está claro que no podemos escapar del todo de este mundo tóxico y enfermo, pero si hay cosas que están en nuestras manos y quizás sea hora de tomarnos en serio nuestra autonomía en la salud y alimentación. Por la tierra, por nosotras, por los más pequeños, y porlas que vendrán.
Hay personas comiendo solo frutas, otras cultivando vegetales en sus balcones, otras en comunidades con proyectos de permacultura, otros se basan en teorías orientales, hay gente creando bosques comestibles, viviendo en aldeas ecológicas, otros con una agricultura más tradicional pero sin químicos, hay organizaciones campesinas que pelean por su soberanía alimentaria, indígenas que quieren validar y compartir su interpretación de mundo, otros luchando por expulsar a las transnacionales agrícolas de sus comunidades, ecologistas contra los transgénicos, grupos de consumo ecológico, científicos éticos denunciando, médicos reinventándose, universitarios practicando una ganadería respetuosa, otros agricultura biodinámica,  algunas saboteando a la industria, otros investigando, una vecina sembrando su primer tomate…….viva la diversidad!. Animamos pues a estudiar y experimentar sobre  el tema, cuestionar para sacar tus propias conclusiones y lo más importante: caminar.

Azucena Silvestre, Aldea Campesina

 

Rompamos con las rutinas nefastas para
nuestra salud que repetíamos por una
especie de inercia basada en la ignorancia y
en la creencia cómoda y sumisa de que otros,
los “especialistas”, saben lo que es mejor
para ti. Olvidemos los sabores artificiales y
conozcamos la diversidad infinita de sabores
de los alimentos frescos y crudos.

Jornada De Agitación Por La Defensa Del Agua Y La Tierra

En el marco de la convocatoria de la 6ta Marcha Plurinacional por el Agua y los Territorios. Levantamos esta actividad de agitación y sensibilización por la defensa del agua y los territorios en Llay Llay.

Nuestro Valle del Aconcagua, y sobre todo Llay Llay están viviendo una situación crítica de escasez hídrica, condicionada por el saqueo, la extracción descontrolada a manos del empresariado y la megasequía.

Sabemos que en específico la Agroindustria de Paltos, cítricos y uva (agronegocio) como también la megaminería, y los proyectos de termoeléctricas e hidroeléctrica amenazan con convertir al Valle de Aconcagua en una gran zona de sacrificio. Es momento abrir los ojos y tomar conciencia de que la lucha por el agua es la lucha por la vida de todos los seres que habitamos la tierra.

Trae tu cartel. Tendremos micrófono abierto.
Súmate, juntxs somos más!

Sábado 28 de abril. desde las 17 hrs.
Lugar: Plaza del Ancla Llay Llay

#NoMásTerritoriosEnSacrificio
#AguaParaLosPueblos

Convoca: Colectivo Aldea SinSargento

+ info: https://www.facebook.com/events/2067591533507284/

 

 

 

 

 

 

La Alternativa Ecosocialista

El actual modelo de desarrollo está en crisis. Es al mismo tiempo una crisis económica y una crisis ecológica. Ambas resultan del mismo fenómeno: un sistema que transforma todo – la tierra, el agua, el aire que respiramos, los seres humanos – en mercancía y que no conoce otro criterio sino que la expansión de los negocios y la acumulación de lucro. Las dos crisis son aspectos interrelacionados de una crisis más general, la crisis de la civilización capitalista industrial moderna.

El discurso hegemónico actual sobre el “desenvolvimiento sustentable”, que se manifiesta, entre otros contextos, en el proceso oficial de la [Conferencia] Rio+20, es incapaz de proponer alternativas efectivas, porque se sitúa en los límites impuestos por la economía de mercado, esto es, por las reglas del lucro, de la feroz competición y de la acumulación ilimitada, que son inherentes al sistema capitalista.

Los científicos nos previnieron: si continúa elbusiness as usualen el futuro próximo enfrentaremos desastres sin precedente en la historia humana. Lo que nos propone el Borrador Cero de la Rio +20 es unbusiness as usual verde, una hija de “parra verde” para intentar esconder la desnudez de un sistema intrínsecamente perverso y destructor.

Hace algunos años atrás, cuando se hablaba de los peligros de las catástrofes ecológicas, los autores se referían al futuro de nuestros nietos o bisnietos, a algo que estaría en el futuro distante, dentro de cien años. Ahora, los procesos de devastación de la naturaleza, de deterioración del medio ambiente y del cambio climático se aceleran a tal punto que no estamos discutiendo sobre un futuro a largo plazo. Estamos discutiendo procesos que ya están en curso. La catástrofe ya comenzó, esta es la realidad. Y realmente estamos en una corrida contra el tiempo para intentar impedir, romper, contener este proceso desastroso.

Ver más en el siguiente link:

https://www.auroraroja.cl/2017/09/20/la-alternativa-ecosocialista/

Ecologistas y Ambientalistas-Extracto de Texto “Ecología Social” de Murray Bookchin.

Soy consciente de que muchos individuos orientados hacia el ecologismo utilizan indistintamente “ecología” y “ambientalismo”. Aquí yo desearía establecer una distinción conveniente semánticamente. Por “ambientalismo” propongo designar una perspectiva mecanicista e instrumental que ve la naturaleza como un hábitat pasivo, compuesto de “objetos” tales como animales, plantas, minerales, que deben administrarse del modo más aprovechable para el uso humano. Según mi utilización del término, el “ambientalismo” tiende reducir la naturaleza a un depósito de “recursos naturales” o “materias primas”. Dentro de Tal contexto, muy poco puede extraerse del vocabulario  ambientalista que se fundamente en una naturaleza social. Las ciudades devienen “recursos urbanos”. Si la palabra “recursos” aflora tan frecuentemente en las discusiones ambientalistas sobre naturaleza, ciudades e individuos, hay un factor, mucho más importantes que el mero uso del termino que está en cuestión. El ambientalismo, tiende a considerar el proyecto ecologista para lograr una relación armónica entre la humanidad y la naturaleza, más como una tregua que como un equilibrio permanente. La Armonía  de los ambientalistas se centra en el desarrollo de nuevas técnicas para saquear el entorno natural con la menor alteración posible del hábitat humano.  Los ambientalistas no cuestionan la premisa más básica de la sociedad contemporánea: que la humanidad debe dominar la naturaleza. Más bien , trata de favorecer esta noción  mediante el desarrollo de técnicas que reduzcan los riesgos asociados por la irreflexiva expoliación del medio ambiente.

Para distinguir ecología de ambientalismo y de otras definiciones abstractas y, a menudo, confusionistas, debo regresar a su origen y explorar su implicación directa sobre la sociedad. Dicho brevemente, la ecología trata de equilibrio  dinámico dentro de la naturaleza, de la interdependencia entre lo viviente y lo inanimado. Puesto que la naturaleza incluye también a los seres humanos, la ciencia debe comprender el papel de la humanidad dentro del mundo natural; específicamente, el carácter, la forma y la estructura de las relaciones humanas respecto de las demás especies y a los substratos inorgánicos del entorno biológico. Desde un punto de vista crítico, la ecología presenta -de un modo amplio- el enorme desequilibrio resultante de la división  entre humanidad y mundo natural. Una de las especies más raras del mundo natural, el Homo Sapiens, se ha desarrollado lenta y laboriosamente desde ese mundo natural hacia un mundo social propio. Puesto que ambos mundos interactúan recíprocamente mediante fases evolutivas sumamente complejas es tan importante hablar de una ecología social como hablar de una ecología natural.  

 

Murray, Bookchin. (primavera 2015). Ecología Social. Región Chilena: Novena Ola.

Sobre la situación del Machi Celestino Córdova: Entrevista a Claudio Alvarado Lincopi, de la Comunidad de Historia Mapuche.

El machi Celestino Córdova, tras 67 días de huelga de hambre con un evidente deterioro de su salud, está pidiendo 48 horas para poder ir a su territorio y renovar su rewe “Espacio ceremonial Mapuche”. Lo sentenciaron a 18 años de cárcel, por el caso de los latifundistas Luchsinger-Mackay, ocurrido del 4 de enero del 2013. Este caso ha servido de chivo expiatorio para la utilización de montajes para criminalizar la lucha mapuche, montajes perpetrados desde los altos mandos de carabineros, unidades de inteligencia, y el show mediático de la televisión chilena.

¿Qué sucede hoy con el Machi Celestino Córdoba? ¿Qué es lo que exige el Machi?
C: El machi en esta huelga de hambre, esta reivindicando por un lado que se revise el proceso mediante el cual fue sentenciado, porque el machi ya está sentenciado a 18 años de cárcel. Además está pidiendo que se re-abra la causa en la medida que hay nuevas pruebas, hay nuevos elementos que se están discutiendo, justamente del mismo caso. Hay que comprender que en este caso, estuvieron presos: la machi Francisca Linconao, junto con una decena de otros comuneros mapuches y que finalmente salieron todos absueltos. Por lo tanto, cabe la posibilidad que se re-abra la investigación específicamente para el proceso del machi Celestino Córdova, que fue condenado por el hecho de la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay.

Ahora, esa es una demanda actual del machi. La otra demanda, es la petición de salida del Machi hacia el Rewe. Ocurre que los machi, tienen un lugar muy especial al interior de la cultura del pueblo mapuche, un lugar espiritual de vinculación, justamente de esta tierra, de esta Mapu y con el Wallmapu. Él conecta la comunidad con los Pu longko, con todas las energías, con los Ngen que habitan el territorio, por lo tanto su rol es muy importante al interior de la comunidad, y es un rol que está muy vinculado con la naturaleza, con su Mapu, con su territorio. En esa medida todo machi, debe renovar cada cierto tiempo su vínculo justamente con la naturaleza, con su territorio y para renovarlo, necesita cambiar el Rewe. Si él como machi no desarrolla justamente este ejercicio, puede caer en un kutran, en una enfermedad, incluso hasta morir. Es lo mismo que les pasa a los machi cuando no asumen de machi, cuando les llega el Püllü -el espiritu- , terminan enfermando. Él al estar preso, hace mucho tiempo que no puede cambiar su Rewe, y efectivamente se está enfermando, está siendo atendido por otro machi, porque ya estaba con un kutran -una enfermedad mapuche-, y este machi consideró que para poder sanar, debe renovar su Rewe. En lo que respecta a la huelga de hambre, exige que se respete un derecho humano fundamental, el estado chileno firmó el convenio de la OIT 169, por lo que debe tener una visión particular, cuando se tratan de presos de origen indígenas, y particularmente cuando estos cumplen un rol espiritual dentro de la comunidad, es decir, pueden castigarlo, pero este estado debe mantener ciertas nociones que permitan a los machi seguir cultivando su cultura en la medida que son considerados patrimonio de la humanidad. El machi tiene todo el derecho para poder visitar su territorio, para poder cambiar su rewe.

 

Resultado de imagen para machi celestino cordova 2018

[Foro] 50 años de la Reforma Agraria: Balances, contrareforma y Análisis desde las mujeres.

Este año se cumplieron 50 años del impulso de la Reforma Agraria en Chile. Reforma que para el campo en esos años significó grandes avances como: acceso a la tierra, aumento de los niveles de alfabetización, mejoramiento de las condiciones laborales, creación de nuevas organizaciones comunitarias, sindicalización campesina y organizaciones vinculadas a las expropiaciones de tierra.

Es necesario mencionar que hubo avances, compañerismo y apoyo, pero también hubo estancamiento. La reforma agraria significó mayoritariamente la participación de sólo algunos en la esfera pública y la marginación de otras a la esfera privada (trabajo doméstico y reproductivo). En la reforma agraria claramente la participación política se concentró en los hombres, los hombres y no las mujeres fueron los receptores directos de la tierra. Los hombres y no las mujeres, constituyeron el grueso de los sindicatos rurales. Los hombres y no las mujeres fueron definidos como los actores principales en la creación de un mundo nuevo. (La tierra para quien la trabaja, H. Tinsman, 2009)

Posteriormente con la contrareformaria agraria y la usurpación de tierras, las cuales se entregaron a los grandes terratenientes del país, se instaló el modelo agroexportador actual, caracterizado por instalación de monocultivos, aplicación indiscriminada de plaguicidas, devastación de la biodiversidad local, perdida de la identidad campesina, expulsión de las y los campesinxs de territorios rurales, feminización y precarización del trabajo agrícola.

Tenemos claro que son otros tiempos, otros contextos, pero es necesario develar la posición de subordinación de las mujeres en este periodo y a partir de ahi perspectivar los horizontes entorno a la demanda de acceso a la tierra. Es por esta reflexión que como Colectivo Aldea Sin Sargento queremos hacernos parte de las reflexiones en cuanto a los balances, la contrareforma agraria desarrollada por los sectores conservadores y empresariales, y como esta reforma tuvo repercusiones en las mujeres.

Lugar: Sede Vecinal de la población Pedro Aguirre Cerda, pasaje Roque Castro #1240 (a pasos del Liceo de Niñas Corina Urbina)

Fecha: Viernes 1 de diciembre 18 hrs.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑